Horacio El Negro Hernández (24 de abril de 1963) es un baterista y percusionista nacido en La Habana, Cuba. "El Negro" forma parte de la nueva generación de jazzistas que ha seguido los pasos de sus compatriotas Arturo Sandoval, Paquito D'Rivera, Ignacio Berroa y otros.

"El Negro" se dio a conocer como baterista de Gonzalo Rubalcaba y su grupo Proyecto. Abandonó Cuba en 1990, y comenzó su carrera en los Estados Unidos con interpretaciones en vivo con muchos músicos del pop, rock, jazz y jazz latino, así como numerosas interpretaciones en distintos álbumes, algunos de los cuales han sido galardonados con el premio Grammy, como Havana de Roy Hargrove (1997), Supernatural de Carlos Santana (1999), No es lo mismo de Alejandro Sanz (2003) y Listen Here de Eddie Palmieri (2005). Horacio fue galardonado con el Grammy al mejor álbum de jazz latino del año 2001, Live at the Blue Note,junto a Michel Camilo (piano) y Charles Flores (bajo).


Horacio El Negro Hernandez y Giovanni Hidalgo (Rumba Jam)




Entrevista Horacio “el negro” Hernández


Bookmark and Share


David Martín

Cuando todo lo que te rodea se convierte en ritmo


Es un placer para ISP contar hoy con la presencia de uno de los grandes en el mundo de la batería. Conocido por su técnica y muy especialmente por su forma de transmitir en la interpretación, es uno de los instrumentistas preferidos entre los músicos.

Sin duda, ha de ser un verdadero placer tocar con Horacio, pues estoy seguro de que la sensibilidad propia ha de verse excitada hasta el punto de sacar lo mejor que tienes dentro para unirte a su magia rítmica.

Sin más preámbulos, aprovechamos la amabilidad y experiencia de Horacio así como a Salvador Niebla por su constante apoyo y aportaciones a nuestros lectores sobre el mundo de la batería.


La entrevista


Estimado Horacio, en primer lugar, darte la bienvenida a nuestras tertulias musicales. El mundo de la música es complicado y siempre alienta y anima el hecho de poder conocer las experiencias y consejos de los que ya han recorrido un gran trayecto. Comenzando con una pregunta formal y clásica ¿cómo empezaste en esto y qué te hizo saber que dedicarías tu vida profesional al instrumento?

Vengo de una familia musical, mi padre y mi abuelo eran músicos, así que mi casa siempre estuvo llena de música. Desde niño tuve una gran pasión por la música, sin embargo no tenía la seguridad de que a eso me iba a dedicar, pero tenía esa pasión que fue la que me impulsó y me movió a seguir con esta carrera en el mundo de la música.

Parece que la mayoría de músicos coincidimos en que la capacidad de transmitir es más importante que la "complejidad" de la interpretación, aunque sin duda la técnica ayuda a mejorar nuestra expresividad y aumentar nuestras herramientas de comunicación. En este sentido ¿Cómo crees que debe desarrollarse un buen aprendizaje, dedicando muchas horas, con buenos profesores, tocando con gente que sabe más que tú, proponiéndote metas, tomando cosas de otros músicos?
Esta es una pregunta difícil de responder, no sé si esto se pueda medir. Transmitir algo va mas allá de lo que queramos o podamos hacer, transmitirlo es un don, que tiene que ver con cosas sobrenaturales y divinas. La técnica nos ayuda a expresarnos. Desafortunadamente mucha gente solo estudia la técnica y eso nunca es suficiente, esto es de hecho, un gran error, se deben escuchar discos y dedicarle al aprendizaje la mayor cantidad de horas posibles. Para mi la música jamás ha sido un trabajo, puedo estar en esto 25 horas al día... En mi caso, tuve la fortuna de tener un maestro por un año, el cual me abrió a un universo técnico y musical, me dió una guía para seguir estudiando, me enseñó a estudiar y a aprender incluso estando sin él. Después ya no fué necesario tenerlo, aunque hoy es un gran amigo, fué como un padre y quien me enseñó el camino. Tocar con alguien que tiene más experiencia y más conocimientos, siempre es una excelente escuela, nos ayuda a expresarnos y a tener la oportunidad de que esta gente con más experiencia te ofrezca su opinión y su punto de vista y te ayude a ver en que puedes mejorar.

Más de un prestigioso músico ha mencionado tu nombre contestando a esta pregunta y siento curiosidad por conocer tu respuesta. Hablando de batería ¿qué músicos del panorama internacional son, bajo tu punto de vista, imprescindibles o tus preferidos y qué destacarías de ellos?

Hay tantos, demasiados músicos muy buenos y grandes, necesitaría días para poder mencionarlos a todos, muchos con los que quisiera tocar y relacionarme. No hay uno más importante que el otro. No tengo un baterista preferido, tengo muchos y como te digo, me tomaría demasiado tiempo mencionarlos a todos.

Entrando en la parte puramente instrumental ¿podrías definirnos tu set, qué es lo que te entrega y por qué lo has elegido?
Los últimos 3 años he usado la misma bataría, antes usaba distintas dependiendo con quien iba a tocar o el tipo de evento. Hoy utilizo una batería PEARL, Bombo 22", Caja: 5 ½, Toms: 10, 12, 14 y 16", Platos: Ride 22 y 18" y Crash: 18, 17 y 15", China 12", Splash 8, Hihats 14" y extra hihats 10", Mini set de percusión incluido en batería en 5 campanas, 2 jembes y tamborine. Es un set bastante estándar, para cubrir distintos estilos musicales. Yo me paso la vida en un avión, es imposible para los grupos de jazz viajar siempre con todo este material, así que he decidido estas medidas, ya que son las mas fáciles de encontrar en cualquier parte del mundo. (Batería: Pearl, Parches: Evans, Platillos: Zildjian.

Pensando en la gente que empieza y sobre el debate de los instrumentos de iniciación ¿dónde crees que está el término medio (precio/calidad) y qué debe buscar un músico que se inicia o medio en sus futuras compras?
Como lo sabes, yo vengo de Cuba, donde no se venden instrumentos musicales y donde conseguir un atril es una hazaña. Lo mas importante de todo siempre fué conseguir algo que dure por mucho tiempo y que sea fuerte. Los instrumentos que yo tenía, eran tambores rusos, trataba de hacerlos sonar lo mejor posible con varios trucos. Lo que yo recomiendo ampliamente es que se debe conseguir un instrumento que aunque no sea de la mejor marca, sea bastante resistente y dure mucho, ya que pasaremos horas y horas con él. Después de vivir en USA y tener posibilidades de conseguir cualquier instrumento, para mi PEARL ha sido el mejor en cuanto a la relación entre el precio y la calidad.


Nuevamente desde el prisma del aprendizaje, desde el punto de vista de "socializar" con el resto de una banda. ¿qué cosas te hacen sentir cómodo con una banda, flexibilidad, empaste, organización, virtuosismo? o visto desde otra forma ¿qué crees que busca el resto de la banda en un batería, sencillez, versatilidad, que se adapte al estilo, que aporte su personalidad propia?
Definitivamente todos estos aspectos son fundamentales, todo esto hace que al final la música fluya y salga de la mejor manera. No es sólo el hecho de tocar bien, de ser versátil, adaptarte al estilo del grupo, sino el hecho de que te llamen por ser quien eres. Es importante tener voz propia. Es algo que ni se puede planear, cuanto más se estudia, más vas conociendo, estudiando a los que estuvieron antes que uno y de esta manera te encuentras a ti mismo más fácil. Son también muy importantes aspectos que no tienen nada que ver con la música, como el hecho de llevarte bien con el equipo, porque convives mucho tiempo con ellos. Lo interesante es que la música hace que la gente sea mas sencilla y sociable, así que rara vez te encuentras con gente insoportable, tampoco te puedes creer demasiado por el hecho de haber tocado con unos o con otros, no debes permitir que el éxito se te suba a la cabeza y te nuble las ideas, es importante hablar de lo que se está haciendo sin cortinas ni tapujos.

¿Crees que la evolución normal de cualquier músico dirige a la fusión?

Pienso que sí y que la palabra fusión fue encasillada en años anteriores como un término que implica sólo al jazz y al rock, sin embargo yo opino que es una palabra mucho más amplia, Fusión debe ser igual al World Music, que son muchos estilos, no sóolo jazz y rock, es música africana, latina, flamenco, etc, muchos tipos! Cada uno se desarrolla de manera tan grande, que hay que estudiarlos todos, esto nos lleva a poner un poco de flamenco en una timba cubana...Hay que meter todos estos estilos, mezclarlos y a ver que sale!

La batería y el midi. ¿Qué opinión te merecen los desarrollos tecnológicos vía midi, disparo de muestras sample desde pads etc...? ¿conoces algún set digital que preste ventajas superiores frente a los inconvenientes? ¿qué tienen que desarrollar los ingenieros para acercar más estos instrumentos a algo cómodo?
¡El desarrollo de la tecnología es impresionante! En los últimos años se han convertido en herramientas muy interesantes y divertidas. Se puede tener un estudio de grabación en un espacio no mayor a 14", personalmente cuento con una laptop Mac G4, teclado Ozone, disco duro y micrófono, con esto grabo cuando estoy de gira en hoteles que se encuentran en medio de la nada y no solo es que esta herramienta sea divertida, sino que se ha convertido en un maestro increíble. Nunca pensé jugar con loops de trompeta, saxofón, etc...Me ha enseñado muchísimo tener esto cerca. El único problema que yo le encuentro es que esto te lleva a hacerlo todo tu solo, bajo, piano, arreglos, mezclarlo y ponerlo todo en un disco. La colaboración humana lleva siempre a hacer cosas mejores. Nunca esta herramienta superará a un bajista, a un saxofonista, etc. A veces siento que existe esa frialdad de que con ayuda de la tecnología uno puede hacerlo TODO, sin embargo el que juzga es el público, si a ellos les gusta, se puede hacer!

La Virtual Drummer School. Salvador Niebla es por excelencia una de las figuras más relevantes de nuestro panorama nacional, hablando de batería. ¿Cómo ha sido tu experiencia en la VSD y qué crees que puede aportar a los alumnos virtuales?
Creo que Salvador ha sido un pionero , no solo en sus estudios y en lo mucho que ha aportado al Universo de la música, sino también con este proyecto virtual, Salvador es el primero que tuvo una idea tan preciosa y que no solo se quedó en eso....la llevó a cabo y finalmente la escuela funciona al 100% y como profesor de la Virtual Drummer School, es muy lindo saber que los alumnos tienen acceso a las lecciones y a los mejores baterías sin tener que pagar lo equivalente a 50 € por hora. Es una herramienta fácil de utilizar, accesible y económica. Cuenta con un repertorio de profesores que hacer música a nivel mundial y que cuentan con mucho reconocimiento y prestigio.

En cuanto a tus trabajos discográficos. ¿Cuál es tu último trabajo y qué has puesto de ti en él?

Finalmente tengo mi primer disco de solista, llamado "Italuba", se titula de esta manera ya que tuve la oportunidad de vivir en Roma durante 3 años, hace 10 años aproximadamente y siempre busqué la manera de agradecer su hospitalidad y cariño. Hace 2 años realizando una gira por Italia, encontré a tres músicos cubanos que ahí viven, con ellos se estableció una contacto musical enorme, por lo que no quedó más remedio que hacer un disco. Este disco fue mezclado por Dave Weckl, el cual es un excelente batería y profesor de la Virtual Drummer School. Hubo pues, una conexión musical tan grande que decidí poner todo mi esfuerzo y amor en este proyecto, Tocamos en Barcelona en el Coba de Track y pienso que por allá nos veremos muy pronto!

Por último, como es habitual en ISP dejamos un espacio abierto a tus recomendaciones en forma de texto libre para todos los que, con entusiasmo, en este momento te leen. ¿Qué les dirías a todos aquellos músicos que sienten pasión por la batería y desean rabiosamente mejorar?
Antes que nada, nunca desanimarse, existen siempre momentos difíciles en lo que parece que nada esta saliendo bien por mucho que uno se esfuerce, pero si la pasión existe, hay que seguirla, no hay que desanimarnos, con mucho amor todo se puede lograr. Hay que estudiar mucho, esto no es un camino fácil ni un regalo, es solo el resultado de lo que estudiamos, sabemos y de la cantidad de pasión que ponemos en lo que estamos haciendo.

Concluimos agradeciéndote nuevamente tu tiempo, presencia y amabilidad, regalándote nuestra admiración y nuestros mejores deseos para tus futuros y merecidos éxitos por tu excelencia musical y saber hacer. Gracias a Horacio "el Negro".
David Martín

Enlace http://www.ispmusica.com/articulo.asp?id=179

Enlace http://www.elnegro.com/negropages/NH-cds.html





Horacio El Negro Hernádez (24 de abril de 1963) es un baterista y percusionista nacido en La Habana, Cuba. “El Negro” forma parte de la nueva generación de jazzistas que ha seguido los pasos de sus compatriotas Arturo Sandoval, Paquito D’Rivera, Ignacio Berroa y otros.

“El Negro” se dió a conocer como baterista de Gonzalo Rubalcaba y su grupo Proyecto. Abandonó Cuba en 1990, y comenzó su carrera en los Estados Unidos con interpretaciones en vivo con muchos músicos del pop, rock, jazz y jazz latino, así como numerosas interpretaciones en distintos álbumes, algunos de los cuales han sido galardonados con el premio Grammy, como Havana de Roy Hargrove (1997), Supernatural de Carlos Santana (1999), No es lo mismo de Alejandro Sanz (2003) y Listen Here de Eddie Palmieri (2005). Horacio fue galardonado con el Grammy al mejor álbum de jazz latino del año 2001, Live at the Blue Note, junto a Michel Camilo (piano) y Charles Flores (bajo).


Italuba

Horacio “El Negro” Hernández entre uno de los más innovadores, versátiles y bateristas magistral en la escena musical internacional. Su debut discográfico como líder de banda y compositor – Italuba – acentúa esta de pie con cada latido que juega. El título, una forma de doble filo para Italia y Cuba, refleja la apreciación de Hernández, tanto para los países y las culturas que dieron forma a su estilo predominante de fusión latina que combina la clave constante folklórica con el golpe feroz, a presión, y los surcos del jazz de hoy y en el mundo géneros de la música.

El registro es maduro, con estructuras rítmicas afro-cubanos que han viajado en el tiempo y llegó a las puertas creativas de Hernández que ha abierto para que todos oigan. Ocho grandes canciones como “Free Latin”, “Tropical Madrid” y “Miles 90 Miles de” ofrecer a sus oyentes una dosis sólida de la rumba, el danzón, el mambo, y la timba, además de sus habilidades dinámicas tambores.

Sus improvisaciones libres y solo en “Free Latin”, está en una palabra, impresionante! Cada tambor y platillos en su juego recibe un entrenamiento fuerte en esta canción. “Tropical Madrid” es hasta las rodillas en un surco de funk, mientras que “90 Miles to Miles” asimila fuego cifras fusión latina y ritmos con una gran cantidad de fresco, las influencias à la sordina de Miles Davis.

Hernández ha dado un giro completo desde que ganó premios Grammy por su trabajo dinámico y tambores de percusión con Crisol de Roy Hargrove’sHabana; sus actuaciones inolvidables en compañía de Carlos Santana en la obra maestra del guitarrista Supernatural, su superior bocetos con el pianista Michel Camilo en directo en el Blue Note, y con Alejandro Sanz por No Es lo Mismo. Con Italuba, Horacio “El Negro” Hernández está listo para la leyenda de-su-estado-en el propio tiempo debido a este brote muy fuerte como un director de orquesta. ~ Paula Edelstein, All Music Guide

Enlace http://www.mallorcaquality.com/horacio-el-negro-italuba/


Conversación en clave: entrevista con Horacio "El Negro" Hernández
Escrito por Elio Ruiz   
En un pueblito de New Jersey, vive Horacio "El Negro" Hernández, brillante percusionista cubano que ha conquistado un lugar importante entre los más destacados bateristas residentes en Estados Unidos y probablemente del mundo. Uno de sus aportes más importantes es la incorporación del cencerro abakuá al set de instrumentos para tocarlo con un pedal. A los amantes de la percusión y de la Rumba, los invito a participar en esta conversación...
Image

ER Me gustaría que me hablaras acerca de cómo la Rumba en tanto género y en especial el diverso uso de las claves, como métrica fundamental de la música cubana, yo diría que del ser cubano -si nos ponemos en plan pitagórico-, ha marcado tu estilo de tocar la batería.


HH Lo que te puedo decir es que yo aun continúo estudiando y aprendiendo, tratando de encontrar las exactas conexiones entre las claves que llegaron a Cuba directamente de África y cómo esas claves le dieron forma a esta clave que ahora es totalmente nuestra, que es a la que tu haces referencia, la clave del guaguancó.


ER ¿Cómo se fue dando ese proceso de aprendizaje?

HH En mi caso fueron dos etapas. La primera etapa, creciendo en La Habana en un ambiente donde la rumba fue bastante marginada, bastante negada. Luego pasando los años, por los ochentas nos vimos en el patio de la UNEAC (Unión de Escritores y Artistas de Cuba) donde se organizaron aquellas tardes inolvidables de la Rumba con el grandísimo Pancho "Kinto", que en paz descanse.


ER Precisamente en ese contexto nació mi documental Quien Baila Aquí (La Rumba sin entejuelas), del que me propongo hacer una segunda parte con el tema de la Rumba en el exilio y la influencia que ha tenido en géneros como la Salsa y el Jazz. El grandioso Pancho "Kinto" es uno de los personajes de ese documental, como recordarás, cuando formaba parte del grupo Yoruba Andabo que animaba aquellas tardes de la UNEAC que mencionas.


HH Sí. Yo también pienso que la Rumba tiene una conexión única con otros muchos tipos de música, quizás más popularmente universales. Por ejemplo yo diría que la Rumba es el género folclórico cubano que más conexión tiene con el Jazz. Es una situación musical en la que existe totalmente la conversación entre los elementos que las componen. Es un estilo musical donde la improvisación es digamos el ochenta por ciento, por decirlo así, de la conexión que puede existir entre las maneras de interpretar y escucharse a sí mismo los presentes en una Rumba. Es la misma decisión con la que se toca en un cuarteto o quinteto de Jazz. Hay momentos en que se escucha, hay momentos en que se conversa, hay momentos en los que tú tienes tu propio espacio para digamos hacer un discurso un poco más prolongado, un poco más tuyo si se quiere. Es el caso del kinto como instrumento de percusión. Creo que no sería desacertado comparar el kinto con el saxofón en el contexto del Jazz. El kinto representa totalmente esa misma libertad espiritual que se necesita para lograr todos esos sonidos en una improvisación.

ER ¿Quién fue el percusionista que más te impresionó en esos años de aprendizaje en Cuba?

HH Siempre que se menciona la palabra "Rumba" a mi me viene a la mente una persona que fue muy especial para todos nosotros los percusionistas y los músicos en general, me refiero a Pancho "Kinto". Pancho fue la persona que rescató a la Rumba con su espíritu, con su gracia. Sacó la Rumba del Puerto de La Habana y de los solares (vecindades) de los barrios de La Habana y la llevó a un plano estelar. Su nombre comenzó a sonar hasta que un día pudimos escucharlo en el patio de la UNEAC, que era un lugar donde los rumberos nunca habían tenido acceso.


ER Por cierto, en Quien Baila Aquí (la rumba sin lentejuelas) se muestra a Pancho "Kinto" como el último luthier -pedimos prestada esta palabra- de tambores batás que tuvimos en Cuba, hechos de acuerdo a la técnica africana original, a partir del tronco del árbol, vaciándolo. En aquellos años, gracias a las gestiones del poeta afrocubano Eloy Machado ("El Ambia"), tuvimos la oportunidad de nutrirnos del genio creativo de Pancho "Kinto", y de sus compañeros de "Yoruba Andabo".


HH Los aportes de Pancho "Kinto" a la Rumba y a la percusión cubana son innumerables. Pancho creó una manera de tocar la Rumba, forma a la que llamaron el guarapachangueo. El cambió todos los esquemas de la Rumba matancera, digamos, la Rumba que tiene los tambores de cuero clásicos. Pancho se salió de esos patrones establecidos y creó nuevas formas totalmente espectaculares. Le dio un tratamiento diverso a los tambores, mezcló la tumbadora con el cajón, la tumbadora con el batá, con su cencerro en el piso, con su cuchara de comer. Ver a Pancho era como ver a un saxofonista de Jazz. El estaba coloreando, él estaba respondiendo, él estaba presente y atento a todo lo que estaba sucediendo, adornando todo aquello.


ER En Cuba ocurren cosas tan increíbles como contar con la monumental obra de Don Fernando Ortiz, que dedicó cinco volúmenes de ardua y detallada investigación solamente a "Los instrumentos de la música afro cubana", además de la "Africanía de la música en Cuba" y otros muchos trabajos; y que este acervo fuese al mismo tiempo deliberadamente soslayado, lo cual habla del racismo implícito que hay en la mente de mucha de la gente que toma decisiones en nuestro país y en particular en lo que respecta al sistema educativo y cultural. Se estudiaba música europea o al estilo soviético, como tú sabes que ocurrió, y se le daba la espalda, o encajonaba en ciertos espacios marginales, al enorme acervo musical que nos legaron nuestros ancestros africanos. ¿Cómo te afectaron estas contradicciones, mientras te formabas?


HH En la escuela de música no existían las tumbadoras, no existían los tambores batás, ni existía el bongó, ni existían las claves, no existía la cáscara, ni existían los cencerros…Todos eran instrumentos marginados, ni se podían mencionar. Nunca ellos, los que mandaban en todo aquello, se quisieron dar cuenta de que existía en las calles de los barrios una fuente cultural auténtica, genuina, propia, una cosa tan cubana como las palmas reales.


ER O sea, ellos estaban alienados de la esencia del país que decían construir. Menos mal que todos ustedes se dieron cuenta y fueron a beber de la fuente de la música popular.


HH Por supuesto, como dijo quien lo dijo, no se puede tapar el sol con un dedo. La Rumba estaba marginada, pero estaba ahí, en un lugar donde nosotros la encontramos. Estaba ahí, maltratada, se hablaba muy mal de ella, peyorativamente, como cosa de gente baja, sin educación. Un poco la Rumba se trataba como un número folclórico arcaico, de cabaret, con la mulata típica, espectacular, la imagen del rumbero con sus guaracheras y la sonrisa perenne, y aquello era un poco ridículo, un poco cómico, digamos. Ver todas esas situaciones con una rumba detrás, que en muchos casos era una rumba fantástica. Supongo que por eso tu documental se subtitula La Rumba sin lentejuelas.


ER "Un golpecito na más", tu composición que aparece en el disco "Robby and Negro at the Third World War"*, resulta particularmente interesante porque tiene una métrica 5/4 que lo saca del patrón convencional del guaguancó. ¿Qué me dices de eso?


HH En el caso de este numero, es una muestra yo diría que bonita de la mezcla de la Academia y la Calle. Yo encuentro que este número es el medio, la mitad entre esa escuela nuestra de música y lo que se daba en la calle, en el solar en el ambiente popular. 5/4, 7/4, 9/4, son compases más difíciles de entrarle, pero también eso implica que la música que resulta es más complicada. Lo que me gusta de “Un golpecito …” es que no pierde la sencillez que la Rumba tiene adentro. También es importante en este número la conexión entre la música y la letra. La letra dice: "si a mi clave se le agrega un golpecito na más". Es decir si al 4 por 4 le agregamos 1, tenemos un 5 por 4.


ER Es de una sencillez conmovedora, porque también es compleja. Por otra parte las voces de Orlando "Puntilla" como solista y de la inconfundible Xiomara Laugart en el coro le dan un soporte fundamental y la convierten en una rumba antológica. Además, es un homenaje al ya mencionado y echado de menos Pancho "Kinto".


HH Exacto. El vocal es otro aspecto que establece un parentezco entre la Rumba y el Jazz. Músicos hay muchos, pero un saxofonista muy bueno, alante, con una voz muy propia, un sonido personal, una manera individual de tocar, no son muchos los que existen. La Rumba es lo mismo. Hay muchos tamboreros muy buenos, muchos tamboreros que pueden ser partes de una agrupación, pero los hay que son únicos como Pancho y hay voces que desde el primer momento en que tú escuchas una nota, tú sabes que esa voz pertenece por completo a la Rumba, que es la Voz de la Rumba. Es la voz que crudamente empasta con el tambor. No necesita efectos, no necesita nada más. Esa es también la voz de nuestro Orlando Puntilla, una de esas voces que nos dice: "Yo soy la Rumba".
Web de Horacio "El Negro" Hernández: www.elnegro.com