Construcción de un cajón flamenco según Germán Ocaña.

Todos los detalles que aquí expondré no serán los relacionados con el cajón construido en maderas nobles ya que , sin ánimo alguno de ofender la capacidad manual que tengas, serían necesarios ciertos conocimientos e incluso herramientas para poder ejecutar con éxito esta labor. Además, durante todo el tiempo que mi página lleva asomándose al bacón de tu ordenador, han sido muchísimos los aventureros que demandaban información para poder construir con éxito su propio cajón. No considero que esto sea arrojar piedras sobre mi mismo tejado, pues en esta forma bricolajeada de fabricar un cajón no hay "derechos de autor ninguno" que se deban respetar sino que una forma informal y desenfadada de construir al alcance de todos.

MATERIALES:
El contrachapado , en sus diversas variedades, es el más asequible. Es un material alternativo a la madera que supo suplir con elegancia algunas de sus cualidades. Los hay de diversos grosores, pero el de 12mm puede considerarse el más adecuado y es una gran ayuda el poder adquirirlo ya cortado a medida en centros de bricolaje. Las medidas a tener en cuentan no deben ser ignoradas, por ello se han de recordar algunos factores importantes: sonido y comodidad.

En el primero pueden resultar afectados aspectos como la profundidad del grave y la dureza de la tapa. Por ello en el caso de las personas menos altas es preferible que cuelguen los pies a disminuir las dimensiones - esto repercute en la cantidad de aire que el cajón puede almacenar-

El segundo factor que es la comodidad, viene relacionado lo práctico. Es decir, la facilidad de encontrar agudos sin tener que dar fuertes golpes y alcanzar el grave sin reclinar el cuerpo ( siempre que no se quiera hacerlo claro). Además, al ser un nuevo complemento en el kit de los baterías se busca las medidas de la silla para ser sustituida por este.

En fin, standericemos un poco y tendremos un cajón de 34 cm de ancho, 48 de altura ( sin patas) y otros 34 cm de profundidad para personas con altura como la mía- 175 cm-.
La tapa es la única pieza que en cualquier modelo de cajón siempre será de contrachapado, solo así la parte más delgada de este instrumento de percusión ( 3 o 4 mm de grosor ) soportará los toques sin partirse gracias a la flexibilidad que esta disfruta. Es esta misma flexibilidad la que protagoniza parte de culpa en la obtención de un buen grave: actuando como membrana mueve el aire necesario en el interior.

El diámetro que se le dé al agujero (por lo general centrado en la parte trasera del cajón) determinará muchísimo en el cuerpo de su sonido. Demasiado pequeño deja salir el aire de forma más comprimida dando lugar a un resultado agudo, parecido al de unas congas, y excesivamente grande lo desperdicia y los graves no encuentran lugar donde recrearse. 12cm de diámetro es una buena medida si lo que se busca es una buena combinación de cuerpo y brillo, aunque la experimentación no está reñida con este tipo de construcción.

USO DE BORDONERAS
Creo que este es el tema que a todos los apasionados cajoneros lleva de cabeza y que más rienda suelta da a la imaginación. Hay ciertos brillos que solo se pueden conseguir con el toque de ciertas maderas nobles, exentas de resinas y aceites, y que encarnan un sonido seco muy peculiar, casi con tono. Si eres de los que buscan este resultado deberías plantearte la posibilidad de adquirir un cajón de madera natural, pero si es ese brillo escobillado el que te enamora, como maracas semimudas, buscas bordoneras.
German Ocaña

Aquí si que parece no haber nada de normas, cada cual más extravagantes son los utensilios que he visto colocar en el interior de este instrumento, todo puede valer si te contenta el resultado, pero se ha de realizar con clase. Las bordoneras de caja y cascabeles hacen que en el repique rápido se solden los toques, porque antes de enmudecer el anterior ya suena el siguiente y corres el riesgo de escandalizar los resultados si tienes que sonorizar el cajón por equipo. Al estar situados en la cara inferior de la tapa puedes colocar cinta adhesiva sobre ellos hasta sanear al máximo de lo posible los sonidos molestos.

German Ocaña

El resultado más limpio ( que no ha de ser el más satisfactorio) lo conseguirás con cuerdas de guitarra eléctrica-acústica de los calibres 0.32, 0.34, 0.36, pudiendo escoger entre estas opciones dependiendo si quieres más o menos brillo : más delgado más brillo...

Para su perfecta colocación se colocan unos listones en las caras interiores del cajón, entonces se enhebran las cuerdas de dentro hacia fuera por unos agujeros y se tensan en unos tornillos con arandelas. Es mejor evitar el centro de la tapa para no ensuciar el grave con las vibraciones de las cuerdas y, como es natural, tú eliges el numero de cuerdas que pones.

Se ha de tensar en su medida justa el encordado para dar nitidez al brillo y puedes superponerle cinta adhesiva cuando notes armónicos, porque al tratarse de cuerdas de alpaca provocan pequeños tonos no propios de un instrumento de percusión.

Otros resultados expertos en acaparar la atención del buen oído son el de recubrir con una discreta reverb el sonido de tu cajón y el de tocar con escobillas.

Por otra parte los tornillos han de estar dentro de unos agujeros avellanados para que no sobresalgan sus cabezas y amenacen la salud de tus manos y su cantidad es inferior en la mitad superior de la tapa. Si los sitúas de una forma parecida a las del dibujo de despiece no necesitaras tener ninguno aflojado.

ACABADO
Después de ensamblar las piezas con cola blanca de carpintero y su correspondiente presión ( la verdad, tenia que haber dicho esto antes ) un buen par de capas de barniz con lijado de papel fino entre ellas seria más que suficiente para lucir tu creación con orgullo. Pero ya que has llegado hasta aquí porque no comprar chapa de madera natural con la fibra que más aprecie tu vista. Puedes usar cola de contacto de la manera habitual o cubrir la cara del cajón y la de la chapa con cola blanca, esperar que seque al tacto y después planchar con cuidado para no crear burbujas.Tambien la puedes comprar ya encolada para solo planchar sobre el cajón. El barniz sobre este tipo de materia prima es muchísimo más vistoso, ya que el contrachapado en sí es muy poroso y absorbe mucho componente....
German Ocaña
Información extraída del siguiente enlace:
www.ocanartesania.com | german@ocanartesania.com