ISRÁEL SUÁREZ "PIRAÑA"
 Piraña en el documental "El viaje del cajón" producido por Javier Limón.
Audiovisual del documental y fragmento donde interviene con otros cajoneros

Entrevista a Piraña: pequeña autobiografía
 La joven Saga Porrina, revista Flamenco-world
 Clases en la Berklee School of Music en Valencia, verano 2011.
Audiovisual del comentario de Piraña

 Audiovisuales Piraña con Bebo y El Cigala "Lágrimas negras". Master de Ramón e Israel Suárez, solo de "Piraña" con Jose Carmona en Casa Patas.
Audiovisual de la Gala en los Premios de la Música 2011
 "Un nuevo tiempo flamenco", por revista flamenco-world
 Ramón Porrina, Antonio Carmona, "Piraña", Bandolero...visita al concierto de Metro Rock, por ISP
 



_____________________________________________________________________________________

Piraña en el documental "El viaje del cajón: Lima-Madrid"
. Capítulo 7 del programa de tve2 Entre2aguas, diriguido por Javier Limón, duración 29 minutos. Detalles de las apariciones de intervienientes y sus tiempos en el documental:


Madrid, julio de 2011, grupo de cajoneros españoles improvisando (Piraña, Julio Muñoz, Sergio Martinez, Bandolero, Chispas, Quike Terrón), minuto 18 a 21,40. Para saber más sobre el documental completo, en el apartado documentales sobre el cajón podréis ver y escuchar el fragmento completo de unos 29 minutos de duración.



"Piraña" (uno de los más grandes cajoneros mundiales, acompaña a Paco de Lucía, hijo de Ramón "el Portugués", sobrino de Guadiana, nieto de Porrina de Badajoz, hermano de Ramón Porrina y Pakete...), minuto 23,25 a 26,00. Hace una primera apacición en el estudio de grabación, tocando independientemente el cajón flamenco, la caja y las congas, grabación de un tema para una discográfica. A continuación habla un poco de los primeros cajoneros en España, Rubem Dantas, Antonio Carmona (revoluciona el cajón con su bulería "barrio nergro", su toque es único) y su hermano Ramón Porrina, son los que todo el mundo debe mirar en la evolución del cajón flamenco.


_____________________________________________________________________________________

Entrevista a Isráel Súarez Porrina "Piraña": comenta sus primeros inicios acompañando a Paco de Lucía, siguiento por la técnica que utiliza a la percusión del cajón; se retrotrae hasta su infancia para recordar los grandes percusionistas que han influido en él (Giovanni, Ramón Porrina...); hace alusiones a la gran familia saga Porrina (desde su abuelo, tío y hermanos) todos dedicándose al mundo del flamenco.


 Código del texto de relleno<iframe width="640" height="480" src="http://www.youtube.com/embed/QGVvGbYh2PQ" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>


La joven saga Porrina

De estas enseñanzas se han empapado bien los componentes de una jovencísima saga de cajoneros, nietos de Porrinas de Badajoz, hijos de Ramón el Portugués. La encabeza el mayor de los hermanos, Ramón Porrina. La primera vez que grabó, firmó en los créditos como El Pesicola. Acompañaba a Paco de Lucía en ‘Siroco’... con apenas diecisiete años. También apodado El Turco, ha participado en otras grabaciones del maestro de Algeciras como ‘Ziryab’ y en ‘Potro de rabia y miel’ de Camarón. En directo ha puesto compás a Joaquín Cortés, Antonio Canales, Gerardo Núñez, Tomatito, Potito, Duquende y otras grandes figuras y compañías de flamenco. Le sigue su hermano Piraña, que se ha enrolado en la nueva banda que Paco de Lucía ha fundado para el álbum ‘Cositas buenas’. También es acompañante habitual de Diego el Cigala, de Niño Josele y de Enrique Morente, tanto en los escenarios como en los estudios. El pequeño de la ‘saga’ es Sabú, otra baza segura para artistas como Antonio Canales. Bandolero no es familia directa, pero como si lo fuera. Como percusionista, se ha formado en la misma escuela. Coincidieron todos en el atrás de Joaquín Cortés y allí formaron una banda de percusiones flamencas y otros menesteres: Echegaray Street Band.


Piraña (Foto: Daniel Muñoz)

Sabú (Foto: Daniel Muñoz)

Bandolero recuerda que, durante una gira por Estados Unidos, Joaquín Cortés “nos pidió a Ramón Porrina y a mí, estando en Nueva York, una intro de percusión. Nosotros preparamos tres o cuatro minutos, una cosa chula; como trabajábamos mucho los dos juntos, teníamos ya cosas montadillas”. El resultado les gustó tanto que se plantearon profundizar en esa onda. “¿Hacemos un grupo? Y a partir de ahí, en las giras, empezamos a juntarnos y a agregar cosas y gente: Piraña, que entonces era el niño; El Morito, que siempre estaba con nosotros; Joselín, que compone temas y se apuntó; con José Antonio Carmona, igual... Le fuimos dando un poco de forma con los seis y a tirar para delante”. Vicente Amigo contó con ellos en la rumba ‘Tatá’ de ‘Ciudad de las ideas’; Montse Cortés en los tangos ‘Azul’ del disco ‘Alabanza’; Ketama en muchas “cositas”; Pepe Habichuela en el álbum ‘Yerbagüena’... Y, en directo, no sólo han colaborado con muchos de los grandes del flamenco, sino también de la escena pop rock internacional como Lenny Kravitz o Ricky Martin. El primer álbum del grupo vio la luz en 2003 con el título ‘Echegaray’, una de las calles más flamencas de Madrid, donde está su campamento base, la sala Cardamomo.

Enlace http://www.flamenco-world.com/magazine/about/cajon/ecajo18072005-4.htm

_____________________________________________________________________________________

Clases de Israel Suarez en la Berklee College of Music de Valencia, verano de 2011.


_____________________________________________________________________________________________________________


Gala de los premios de la Música 2011
en el Teatro Arteria Coliseum
, con la Saga Porrina al frente, interpretando una bulería a 3
(Ramón Porrina, "Piraña",  sabu Porrina,  Julio "el indio", Carmona y muchos mas...)

_____________________________________________________________________________________________________________

Piraña en "Lágrimas Negras" con Bebo Valdés y Diego el Cigala. El acompañamiento al cajón es constanste diurante el transcurso de la canción, pudiéndose observar la interpretación de Israel Porrina "Piraña" en el minuto 3,10, 3,50 o en el 5,00.

Sólo de cajón Israel Suarez "Piraña"


Master de Ramón e Israel Porrina

SOLO DE PIRAÑA CON JOSE CARMONA (CASA PATAS 2011)


_____________________________________________________________________________________________________________




Un nuevo tiempo flamenco
(Síntesis y consenso en la nueva sensibilidad)

Juan Vergillos. Sevilla, diciembre de 2002


1. Revolución instrumental

Nuestro tiempo flamenco, heredero del legado camaroniano y del de Paco de Lucía, es una época básicamente manierista, barroca, en la que, en muchos casos, se valora más el virtuosismo técnico que otros aspectos de la expresión flamenca. Sin embargo, una serie de elementos nuevos nos hacen pensar en una vuelta al clasicismo, motivada probablemente, y aunque parezca contradictorio, por el forzoso diálogo que este arte debe llevar a cabo con otras formas de cultura dominante, en especial de procedencia anglosajona como el jazz y el pop. En este trabajo apuntaremos, a modo de tentativa profética, cuáles serán a nuestro entender, cuáles son ya de hecho, los rasgos característicos de esta vuelta al clasicismo que vendrá cuando el ambiente estético flamenco se sature, como ya en parte lo está, del empacho hiperrítmico barroco al que estamos asistiendo en las últimas décadas.


Israel Porrina, Piraña
(Foto: Daniel Muñoz)

En primer lugar, creemos que el nuevo tiempo flamenco lo harán básicamente los instrumentistas. El corpus estilístico del cante se encuentra definido y no ha sufrido variaciones sustanciales desde hace cien años (en la década de los veinte del siglo pasado se incorporó un último estilo al flamenco, la colombiana). El instrumental es el campo que se presenta como un camino por recorrer, partiendo de los estilos del cante, por supuesto, pues es la base de este arte; y de los presupuestos de la guitarra de acompañamiento, fundamento a su vez del toque solista, que es el último capítulo de relevancia del flamenco, donde ya se muestra la enorme influencia que el jazz va a tener, ha tenido de hecho, y el inicio de la revolución instrumental que auguramos.

El nuevo tiempo flamenco lo están haciendo ya Gerardo Núñez y, desde hace varios años, Rafael Riqueni. Pero van a adquirir un enorme protagonismo otros instrumentos, considerados no hace mucho como ajenos al flamenco y relegados hasta ahora a una función de acompañantes: el bajo eléctrico y acústico, de la mano de Carles Benavent, Pablo Martín, Manolo Nieto, Javier Colina...; la percusión de Tino di Geraldo, El Cepillo, El Piraña, Luis Dulzaides...; el saxofón y la flauta de Jorge Pardo, Perico Sambeat, Nacho Gil y otros; el violín de Bernardo Parrilla... Con el aumento progresivo de la internacionalización de nuestro arte adquirirá relevancia el lenguaje instrumental que es a su vez un lenguaje universal, desprovisto de contenidos literarios y, en buena medida, de referencias locales. En este capítulo será muy destacada la función de los teclistas: después de la labor pionera de Arturo Pavón o José Romero hoy asistimos a la primera cosecha artística de relevancia en este campo con Dorantes, con su doble formación, clásica y flamenca, y Chano Domínguez y Diego Amador, que integran en el flamenco procedimientos del jazz y del funk. El lenguaje visual de la danza también ha alcanzado en los últimos tiempos una enorme proyección, por su tendencia universalizadora.

"El nuevo virtuosismo va a ser más íntimo, más reposado, menos ostentoso, más contenido formalmente"

En esta caracterización ya está implícito otro factor que marcará el nuevo tiempo flamenco: el dominio instrumental. El virtuosismo, sí, pero no un virtuosismo exhibicionista de escalas interminables y rapidísimos picados, como el de los años setenta a noventa. No un virtuosismo de sucesivos e interminables zapateados, como aún hoy se ve a menudo en los escenarios. El nuevo virtuosismo va a ser, ya lo es, más íntimo, más reposado, menos ostentoso, más contenido formalmente, más volcado hacia el interior: más hacia la experimentación armónica y las modulaciones que hacia la melodía brillante, en los instrumentistas. Así lo vemos en las improvisaciones colectivas y las armonías abiertas al jazz de Gerardo Núñez, o en el Niño Josele que, incluso, se ha atrevido a dar unos pasos más allá en esta dirección fuera, no ya de la armonía flamenca al uso, sino de la armonía occidental clásica, experimentando con los lenguajes del atonalismo. Un virtuosismo que rompe el ritmo por dentro, que fragmenta el compás, que lo interioriza, como en el caso de Vicente Amigo o Israel Galván, bailando en silencio su ritmo interior. Un virtuosismo que no se queda sólo en el asombro del gran público, sino que busca en otra dirección, hacia dentro del artista.


Gerardo Núñez, Israel Galván y Pablo Martín
(Foto: Daniel Muñoz)

_____________________________________________________________________________________________



Ramón Porrina, El Bandolero , el Piraña, Jose Antonio Carmona y el Morito en Echegaray. Visita al concierto de Metro Rock.




Con poca distancia temporal, pese al cambio de año entre dos meses, acudimos al concierto que el grupo Echegaray ofreció a los visitantes del Metro Rock en la estación norte.

Una instalación potente en watios que armonizó la noche con el talento y arte que el grupo Echegaray derrocha. Ya en las pruebas de sonido se podía intuir la magia cuando desde nuestra primera percepción acústica, una palmada, fue el desencadenante de una sucesión de añadidos rítmicos que se fusionan en un redondo sonido ardiente y vivo que fusionaba el rap, el pop, el rock, líneas de bajo con aire funk, siempre con alma flamenca y en una armonía que provoca el bien estar y la sonrisa.

Los percusionistas Joselín Vargas, El Bandolero, Ramón Porrina, El Piraña, José Antonio Carmona y El Morito han editado su trabajo en un disco que fusiona diversos estilos. El pop, el funky, el hip hop, el jazz o la salsa con el soniquete flamenco. Calle Echegaray es su primer sencillo.

Fundamentalmente rítmico, su trabajo ofrece el punto de vista que tienen estos nuevos músicos flamencos de llamativas percusiones foráneas utilizando lenguajes directos, simpáticos e irónicos.

Músicos como Ketama, La Barbería, Pepe Habichuela, Tomatito, Niño Josele, Guadiana, José Miguel Carmona, Tino Di Geraldo, Luis Barbería y otros han dejado huella de su paso por este primer trabajo de la banda.

Flamenco World
“Los percusionistas de las compañías de Joaquín Cortés y de Antonio Canales decidieron crear, entre gira y gira, un grupo que dio en llamarse Echegaray Street Band, nombre que rinde homenaje a una de las calles más flamencas de Madrid. A los dos fundadores, Ramón Porrina y Bandolero, se sumaron Piraña, Morito, Joselín y José Antonio Carmona. Desde que nace hacia 1996, la banda es requerida para participar en discos como ‘Ciudad de las ideas’ de Vicente Amigo, ‘Alabanza’ de Montse Cortés y ‘Yerbagüena’ de Pepe Habichuela. Además, da pie al álbum en vivo ‘Directo desde Casa Patas’, en el que departen con Ramón el Portugués, Guadiana y Potito, entre otros. Además, Echegaray ha sido sección de ritmo de estrellas internacionales como Lenny Kravitz o Ricky Martin. Apadrinados por Ketama y La Barbería del Sur, editan su primer disco en otoño de 2003 con la casa Gran Vía Musical, con colaboraciones de peso como las de Pepe Habichuela, Tomatito, Guadiana, Antonio Carmona o El Negri. La música del grupo, en el que todos son percusionistas y vocalistas, es “un nuevo sonido de descendencia flamenca, pero abierto” a otras manifestaciones musicales como el pop, el hip hop, el rock... El grupo suele dejarse ver en directo por Cardamomo, un bar flamenco de la madrileña calle Echegaray.”

Agradecimientos a Ramón y el Bandolero por su amabilidad y cortesía.

Cajones La Perú
Al hilo de este reportaje, y dirigiendo nuestra vista a los instrumentos, aprovecho para subrayar la potencia y riqueza de un instrumento tan aparentemente sencillo “ El Cajón”. Digo aparentemente pues percibiendo la cantidad de cosas que pueden hacerse con él, en las manos de un profesional, y tomando buena nota de la riqueza absoluta que confiere a las interpretaciones (no solo en flamenco), obviamente hay que considerar todas las sutilezas que un buen cajón debe tener para proporcionar el tono, timbre, variedad y profundidad en graves que un virtuoso, como los que arriba mencionamos, necesita obtener de él.

Parece ya una asociación casi matemática, pues aunque existen otras marcas de especializadas en cajón, “LA PERÚ” se ha hecho un hueco más que importante en todo el circuito de músicos profesionales que lo utilizan.

CAJON LA PERU 4005
Construido en madera de haya y de medidas 50 x 30 x 30 cm. Le definen sus sonidos graves y tono agudo de calidad. Mediante su sistema de ajuste de tensión, las cuerdas del cajón pueden ser afinadas según nuestras preferencias y en suma a sus características, cabe mencionar la incorporación de cascabeles en su interior.

CAJON LA PERU 4007
El conocido “Tapa Negra”, como se le llama en el mundo flamenco, tiene uno de los mejores calados en el sector por su mundialmente perfección en tonos graves y agudos. Así, se ha de subrayar su particular sonido de fondo de “arenilla”.

Uno de los cajones más utilizados por las más consagradas estrellas nacionales e internacionales, que nos ofrece la tapa de nogal, y como no, sistema de afinación y cascabeles en el interior.

Dado que hemos tenido uno en nuestras manos, añadir que ambos vienen servidos con una funda de Nylon, con esponja interior (10 mm) que protegen el instrumento.

Entre otros artistas, ligaremos los sonidos de La Perú, actualmente, a la magia de percusionistas como Pakito Baeza, Patxi (Patricio Cámara) o Lázaro Issaqui, entre otros.

Enlace http://www.ispmusica.com/articulo.asp?id=75
_____________________________________________________________________________________________