"CHABOLI" JULIO JIMÉNEZ BORJA
PEQUEÑA BIOGRAFÍA DE CHABOLI
 CULTO AL POETA DE ARRABAL, por Flamenco-world
 NIÑA PASTORI Y CHABOLI CONTRAEN MATRIMONIO EN CÁDIZ, por Hola.com
 YO NO TENGO JEFES NI EN LA CASA DISCOGRÁFICA NI EN NINGÚN SITIO, MI JEFE ES MI PÚBLICO, por Flamenco-World
 ENTREVISTA A CHABOLI EN "SON DE LA TRIBU", EL PROGRAMA DE MIGUELÓN, RADIOLÉ
 AUDIOVISUAL DE CHABOLI HABLANDO DEL DISCO HOMENAJE A JEROS
 AUDIOVISUAL DE CHABOLI Y NIÑA PASTORI HABLANDO DE VOLVER... A SAN FERNANDO
 NIÑA PASTORI Y CHABOLI SERÁN PADRES POR SEGUNDA VEZ


"Chaboli", Julio Jimenez Borja

Julio Jiménez Borja. Madrid, 1975.

Es hijo de Juan Antonio Jiménez Muñoz, componente de los Chichos conocido como Jero o Jeros. Ha destacado como percusionista con numerosas bandas, desde Joaquín Cortés a La Barbería, con cajón y congas ha acompañado a grupos de pequeño formato y cantaores. Forma parte del grupo de percusión Echegaray Street. Además de como percusionista, trabaja cada vez más como guitarrista, bajista o teclista. Su trabajo como multiinstrumentista se puede ver en vivo en los conciertos de Niña Pastori. Sus inquietudes musicales también incluyen la composición. Reside en Madrid.

_____________________________________________________________________________________________



Culto al poeta de arrabal

Silvia Calado Olivo. Madrid, abril de 2002

La escena musical española estaba en deuda con Juan Antonio Jiménez Muñoz, Jeros. Desde que el alma mater de Los Chichos, el trío que ponía banda sonora a la España arrabalera de los setenta y ochenta, falleció en 1995, estaba pendiente un homenaje. Ha sido su hijo, Julio Jiménez Borja, alias Chaboli, quien se ha encargado de tomar las riendas del proyecto, con la ayuda del guitarrista y compositor José Miguel Carmona, componente del grupo Ketama. De la concienzuda labor cosmética realizada a partir de masters originales de su voz ha surgido 'Homenaje a Jeros', un disco en el que se han prestado a colaborar desde flamencos como Niña Pastori, Pepe Habichuela, Montse Cortés o Farruquito, hasta aflamencados como Alejandro Sanz o Lolita, pasando por no flamencos como Jarabe de Palo. Chaboli cuenta cómo se ha desarrollado un trabajo que sale al mercado empapado de lágrimas, de emociones y de agradecimientos, atreviéndose a cerrar los ojos, a despojarse de vínculos, y a valorar a Jeros como "un hombre capaz de expresar todas las emociones de la vida cotidiana en canciones que ahora son himnos nacionales".


Chaboli (Foto: Daniel Muñoz)
 
   

Homenajear a Jeros no ha sido una decisión repentina. Julio Jiménez Borja, Chaboli, el hijo del componente de Los Chichos, cuenta que lleva "luchando mucho tiempo por hacer un disco homenaje a mi padre", que falleció hace ya siete años. Varias circunstancias iban postergando el trabajo. Por una parte, el también productor de Niña Pastori comenta que, "había gente que decía haberse encargado de hacerlo desde un principio, pero cada uno estaba con sus cosas, uno haciendo giras, el otro produciendo, y se habían olvidado un poco". Por otra parte, una lógica situación personal: "Yo no me encontraba capacitado para escuchar la voz de mi padre... las cosas de los flamencos, las tonterías del flamenco. No tenía suficiente fuerza para hacer ese disco".

Con el tiempo, el "hijo predilecto" -que es lo que su apodo significa en romaní- consiguió reunir fuerzas. El premio que le dieron a Los Chichos al superar los quince millones de discos vendidos fue decisivo: "Me fui preparando porque sabía que allí se iba a estar escuchando la voz de mi padre". También influyó que Niña Pastori, su actual pareja, grabara en su anterior disco, 'Cañaílla', una versión de 'Yo vivo navegando', en cuya dedicatoria Chaboli y María firman que "Si existe la Gloria, Juan Antonio Jiménez, Jeros, estará allí". Y quizás el hecho de que la recopilación 'Ni más ni menos', que se editó en 1999, vendiera 250.000 copias. Había que "echar redaños" y se echaron. Chaboli lo tuvo al fin claro: "Me di cuenta enseguida de que el disco lo tenía que hacer yo".

Y echó mano de José Miguel Carmona porque "considero que es un músico capacitado no sólo para esto, sino para tocar con Michael Jackson o con cualquier figura, con todos mis respetos para el resto de la profesión". Sin ningún tapujo, Chaboli dice del componente de Ketama que "es una persona a la cual admiro tanto personal como profesionalmente, pues puede tocar igual por soleá, que con cualquier músico del mundo". La amistad que los une aseguraba el respeto mutuo. El hijo de Jeros dice que "Josemi se volvió loco" con la proposición. Y se pusieron manos a la obra.

La tarea se prometía ardua: "Mi padre tiene 198 canciones, de las cuales el noventa por ciento han sido éxitos". Pero sólo había un disco... "para elegir el repertorio, estábamos los dos descompuestos". La solución fue salomónica: "Hacernos una cinta para cada uno, nos las llevamos a casa y decidimos traer cada uno nuestra selección en una semana". La lista de José Miguel Carmona incluía ochenta temas, la de Chaboli setenta y tantas. Como era "un poco caótico", casi se decidieron por al azar y "lo hicimos un poco a voleo". Ahora, con algo de distancia, Chaboli reconoce que "podían haber sido otras canciones, pero creo que al final el disco ha salido como tenía que salir". Y ha salido un Jeros cualitativamente enriquecido -avance de los medios de producción mediante-, menos sintetizado, despojado de truculencia en la temática de sus canciones y, cosa curiosa, influido por los músicos a los que él, a su vez, influyó... el perfume ketamero es innegable.

También podían haber sido otras colaboraciones, pero así es el azar. "No las hemos seleccionado. Según se iba enterando la gente de que estábamos en el estudio ya grabando, recibíamos visitas de mil artistas, flamencos y no flamencos". Finalmente, registraron su voz junto a la de Jeros los cantantes Alejandro Sanz, Jarabe de Palo y Lolita; las cantaoras Niña Pastori, Montse Cortés, Marina Heredia; los cantaores Duquende, Pepe Luis Carmona y José Soto; y los actuales Chichos, formación en la que a los hermanos Julio y Emilio González se ha sumado el hijo de éste, Emilio González junior. Además, Pepe Habichuela puso el toque y Farruquito el baile. Chaboli aún no da crédito a que este elenco artístico se haya brindado a participar en el disco de su padre: "Yo he tenido la suerte de grabar con los mejores artistas, no sé por qué me han llamado y he podido estar cerca de gente grandísima en este país y fuera de este país".

El proceso de grabación ha sido de una intensidad emocional desmedida. Chaboli no puede evitar que se le agüen los ojos cuando cuenta las mil y una anécdotas acaecidas durante esos días en el estudio. "¿Qué le vas a ofrecer a Alejandro Sanz? Yo no tuve la suerte de estar cuando él cantó. Entré al estudio cuando salía de la pecera porque esa noche me había quedado currando en arreglos de metales". Josemi le contó que, "de repente, llegó allí Alejandro y dijo que si le dejábamos cantar. Y se quedaron todos descompuestos". Además, eligió 'Quiero estar solo', "el tema con el que me quedo de mi padre" y cuyo título quiso utilizar para el disco. Cuando lo oyó, dice que se pasó "una hora y media llorando con el tema... porque no podía parar de emocionarme al escuchar la voz de mi padre, el corazón, esos arreglos". Todavía más fuerte fue que cuando le dio las gracias al cantante, le devolviera el agradecimiento por dejarlo colaborar en el álbum. "Por mucha amistad que tenga con él, por mucho que le quiera y le admire -pues, al contrario, haber colaborado en el último disco de Alejandro Sanz es para Chaboli como "ganar un Oscar"-, que un artista como él te diga esas palabras...". O que las diga Lolita, que "llegó por allí un día que tenía de descanso y, reventá de currar, dijo que le apetecería cantar. Son cosas que...".


Chaboli (Foto: Daniel Muñoz)

La actitud de todos los colaboradores deja perplejo a Chaboli pues, sin intereses crematísticos de por medio, "los músicos venían a investigar a Jeros, no a decir toco, me pagas y me voy a mi casa. Al contrario, llegaban, empezaban a montar una batería, a buscar una afinación para el tema, una armonía". Y ese esfuerzo incluye tanto a músicos como a personal técnico: "Los ingenieros de sonido han intentado rescatar hasta el último suspiro de mi papa".

Y si emocionante ha sido para los visitantes, para el que jugaba en casa... "Te doy mi palabra de hombre de que no he sentido nunca en mi vida lo que he sentido grabando este disco. Es una sensación que queda para mí y que, hasta que me muera, voy a tenerla dentro. Meterte en la pecera con los cascos y escuchar la voz de tu padre y saber que le estás tocando un arreglo, una guitarra, metiéndole una armonía, tocándole una percusión, haciendo unos coros... cantar con tu padre, pues imagínate, no hay palabras". El llanto era uno más en el estudio. "José Miguel hacía igual, de repente, me veía y se tenía que ir... y volvíamos con los ojos hinchados". Estas lágrimas han disuelto la superstición y es ahora cuando Chaboli puede volver a acercarse al legado sonoro que su padre ha dejado: "Lo que ahora me hace disfrutar más en la vida es escuchar hablar de mi padre. Todo lo que es información sobre él me vuelve loco. No puedo evitar escuchar una y otra vez el master en el que tengo la voz sola de mi padre". Catarsis.

"Jeros es un señor que ha marcado una época, unas melodías, una forma de sentir unas canciones, una vida... la gente se identifica al escuchar este disco, pues con esto nos hemos criado todos"

Pedir a Chaboli que argumente musicalmente para reivindicar la figura del componente de Los Chichos, olvidando los lazos personales, es complicado: "Yo cierro los ojos y me voy a olvidar de esa parte sensible. Yo escucho sus canciones, examino sus letras, las melodías y todo lo que hace Jeros. Mi conclusión es que es la persona que ha aportado un noventa por ciento de esa parte de la música española que se ha venido a denominar rumba, flamenco pop, fusión o como quieran llamarla". Aún apura más: "Jeros es un señor que ha marcado una época, unas melodías, una forma de sentir unas canciones, una vida... la gente se identifica al escuchar este disco, pues con esto nos hemos criado todos". Y destaca su forma de contar la vida: "Él contaba en sus letras. A mí me gustan esas que son muy sencillas y, al mismo tiempo, te dejan entender porque, últimamente, con los cantautores de hoy en día, que son genios, sin duda alguna, te cuesta un poco". Una frase lo resume: "Este hombre era capaz de expresar todas las emociones que cualquiera podía sentir en la vida cotidiana en canciones que son himnos de España". ¿Quién no es capaz de tararear 'Bailarás con alegría', 'Yo, el Vaquilla', 'Yo quiero a Mai'...?. Son, como dice la canción, para que tú las bailes. Son, son, para cantarlas al viento.

Enlace http://www.flamenco-world.com/artists/chaboli/echabol2.htm

_____________________________________________________________________________________________



Niña Pastori y Chaboli contrajeron matrimonio en Cádiz

Alejandro Sanz, Miguel Bosé y Ketama entre los invitados

 
Niña Pastori y Chaboli se besaron a la salida de la Iglesia ante los aplausos y vitores de los gaditanos que se acercaron a felicitar a la pareja.
 
Niña Pastori lució un traje sobrio, de corte moderno con escote en pico junto a un abrigo de raso abierto en el talle, adornado con un felpón blanco al cuello, confeccionado por su amigo el diseñador gaditano, Antonio Ardón. Llevaba el pelo recogido en un moño bajo con peinecilla de brillantes y encaje de Chantilly .
La cantante María Rosa García, más conocida como Niña Pastori (su nombre artístico) contrajo matrimonio con Julio Jiménez Borja, más conocido como Chaboli, hijo del fallecido Jero, del grupo Los Chichos. La ceremonia tuvo lugar en la Iglesia Mayor de San Fernando de Cádiz, ciudad natal de la novia, a las 7 de tarde.

El vestido de la novia

La novia, que llegó del brazo de su padre, padrino de ceremonias, lució un traje sobrio, de corte moderno con escote en pico junto a un abrigo de raso abierto en el talle, adornado con un felpón blanco al cuello, confeccionado por su amigo el diseñador gaditano, Antonio Ardón. Llevaba el pelo recogido en un moño bajo con peinecilla de brillantes y encaje de Chantilly.

El novio, puntual
El novio, que llegó acompañado de su madre, Adela Borja, y muy puntual a la iglesia, vestía traje negro, camisa negra, chaleco de terciopelo del mismo tono y una original corbata morada.
Entre aplausos, gritos de guapa y ¡María,María! de los más de 5.000 gaditanos que se desplazaron hasta la Iglesia Mayor para dar la enhorabuena a los contrayentes y una lluvia de pétalos de rosas, Niña Pastori y Chaboli abandonaron la Iglesia tras la ceremonia para dirigirse al Puerto de Santa María, donde tuvo lugar el banquete nupcial.

Los invitados

Entre los invitados se esperaban en la Iglesia a a Alejandro Sanz, padrino artístico de la novia, junto a su mujer, Jaydy Mitchell, el cantante Miguel Bosé, los hermanos Carmona, componentes del grupo Ketama, la cantante Malú, entre otros. Sin embargo sólo se pudo ver a Antonio Carmona y Antonio Ardón, diseñador del traje de la novia. Al parecer, algunos invitados prefirieron ir directamente al banquete y no aparecer en la Iglesia para no restar protagonismo a los novios.

Un noviazgo de cuatro años
Niña Pastori y Chaboli se conocieron hace cuatro años. Desde entonces la pareja ha mantenido un discreto, pero apasionado romance, que ha trascendido en algunas canciones de la cantante. Fue precisamente durante la grabación de su cuarto y último disco, que lleva por título, María cuando la pareja pudo pasar más tiempo junta. Chaboli, de 26 años, ejerció de productor del disco y estuvo presente durante todas las sesiones de grabación, además de acompañar a la cantaora tocando el cajón.

'Él me mira y ya sabe cómo me encuentro'
'Ha sido muy fácil trabajar con Chaboli. Él me conoce muy bien y sabe lo que a mí me gusta. Me mira y ya sabe cómo me encuentro. Hemos hecho música con aire flamenco pero con una banda que suena pop. Porque está claro que mis giros son flamencos, yo no soy una cantante' comentaba Niña Pastori en una entrevista a un diario español a raíz del lanzamiento de su cuarto disco al mercado.

Enlace http://www.hola.com/musica/2002122239037/musica/ninapastori/ninapastori/
_____________________________________________________________________________________________


"Yo no tengo jefes ni en la casa discográfica
ni en ningún sitio. Mi jefe es el público"

Silvia Calado Olivo. Madrid, abril de 2002

Sentada sobre un flight case del estudio haciendo pompas de chicle, con su cazadora de cuero morada, su cinta rayada en el pelo y sus zapatillas fucsias, podría pasar por una indie cualquiera. Cuando el chicle desaparece y el enredo de micrófonos y cables comienza a tomar sentido, la supuesta indie se acerca a la alcachofa y, sin mudar la pose, deja que su voz fluya: "Las primeras gotas, llegaba el invierno y eran testigos de aquel primer beso". María se transmuta en Niña Pastori. Y viste melodías de miel y de terciopelo. Eleva el tono para decir que está enamorada, justo de aquel que enfrente juega a percutir congas, bongos, cajones... de Chaboli. Y se siente pletórica. Juntos han modelado 'María', un producto del sentimiento, de la personalidad y de la madurez que el mercado ya ha acogido con entusiasmo. Y que si esto, que si lo otro, pero el flamenco por encima de todo... porque su cante no engaña, porque ni lo niega ni lo puede negar. Y ya llegará la hora de prescindir de esto y de lo otro y quedarse a solas con la música que, como ella, "enamora".


Niña Pastori (Foto: Daniel Muñoz)
'María'... Titulas el nuevo disco con tu nombre de pila. ¿Significa que es una apuesta más personal que las anteriores?

A mí me gusta llamar a los discos según lo que hay dentro. Y expresar con una o con dos palabras el tipo de disco del que se trate. 'María' es un disco muy mío, muy personal, muy familiar... Está Chaboli como productor, colabora también mi madre y, bueno, hay más temas míos que en ningún otro disco. Es un disco en el que están muy presente mi corazón y mi alma. Pensé que el nombre que le pegaba era ese porque, además, están las dos: está Niña Pastori, que es la que canta; y está María, que es la que ha luchado por conseguir ese repertorio, por que haya un buen sonido, buenos músicos y, en definitiva, por que haya el disco que hay. 'María' es el título que le pegaba a ese disco, no había otro.

Como comentario unánime, se dice que es un disco más maduro...

Es normal que sea un disco más maduro. Yo empecé muy jovencita, hice mi primer disco con diecisiete años. Creo que, además, soy una artista a la que se le está notando particularmenete la madurez porque toda España me está viendo crecer. En estos años mi voz ha cambiado, también es mucho más madura mi forma de sentir la música. Es lógico que todo haya madurado.

La firma de María Rosa García aparece en casi todos los temas, ¿cómo asoma esta faceta compositora?

Siempre he cogido temas de otros porque empecé muy joven, aunque yo creo que suelo hacerlos muy míos y que, rápidamente, la gente se olvida de quién los firma. Ya es un tema de Niña Pastori. Creo que con la ayuda de Chaboli ha sido mucho más fácil porque él compone, toca varios instrumentos... yo no, yo no toco ningún instrumento. Nos vamos enrollando con la guitarrita, vamos sacando cositas y es mucho más fácil. Y la verdad es que me encanta porque tanto a la hora de expresar tus propias historias o las cosas que te apetecen contar, aunque sean sobre otros o imaginadas, como a la hora de cantarlas se nota que son tuyas.

¿Qué te inspira a la hora de componer?

La verdad es que hay mucho amor porque Chaboli y yo estamos viviendo un momento personal muy bueno. Nos llevamos muy bien y hay mucho entre nosotros. Él es la persona más importante que tengo ahora mismo a mi lado y yo pienso que yo para él igual. Hemos encontrado mucho apoyo porque, aparte de que yo esté enamorada de él y lo quiera muchísimo, es mi mejor amigo, se lo cuento todo y si hay cualquier problema el primero que se va a enterar es él. Eso en el disco también se ha notado y en las letras, aunque no quieras, tienes que hablar de la persona a la que quieres.


Chaboli (Foto: Daniel Muñoz)

O sea, que el tándem Niña Pastori-Chaboli funciona musicalmente...

Hombre, yo creo que sí. Y a la vista está que ha funcionado. Yo estoy contenta porque nuestro jefe yo creo que es el público. Yo no tengo jefes ni en la casa discográfica ni en ningún sitio. Nuestro jefe es el público y es el que realmente dice si esto vale o, por el contrario, no le gusta... Ya se puede invertir lo que se invierta y ya se puede hacer lo que se haga. Yo creo que ha sido increíble que la gente haya aceptado bien lo que a nosotros realmente nos gusta hacer y con lo que nosotros realmente nos sentimos identificados. Yo creo que cuando un artista está de corazón, aunque haga una letra muy fea o una melodía muy fea, va a transmitir, porque así lo está sintiendo. Creo que estamos faltos de pureza y corazón, de artistas que se dejen llevar por los sentimientos y no por las modas y lo comercial. Yo me pregunto qué es lo comercial. No se sabe qué es lo comercial. Hay mogollón de gente que hace discos comerciales y no ocurre nada con ellos. Y discos que, a lo mejor, no son nada comerciales y, de repente, a la gente le gustan. Yo pienso que ahora mismo estamos faltos de originalidad y de que cada uno haga lo que realmente siente.

El panorama está mu malamente. Hay muchas copias y la gente nada más que quiere copiar lo que ha tenido éxito y lo que ha ido bien. Pienso que eso es un error porque nos estamos cargando la música. He luchado desde el principio hasta el fin por hacer el disco que yo realmente quería hacer. Y me daba igual. Yo creo que siempre he tenido mi estilo muy definido. Creo que el artista que nace con personalidad, cante lo que cante, va a reconocerse por su voz o su forma de expresarse. Por suerte, mi madre me lo dio cuando nací, pero he luchado mucho en este disco para buscar algo distinto y por hacer lo que queremos. Nos da igual si ahora se lleva Paulina Rubio o se lleva no sé quién...

Enlace http://www.flamenco-world.com/artists/nina_pastori/epastor1.htm
______________________________________________________________________________________________

ENTREVISTA A CHABOLI EN SON DE LA TRIBU

EL PROGRAMA DE MIGUELON

EL DIA 13 DE MARZO DEL 2010 EN RADIOLE

1ª PARTEDE LA ENTREVISTA

2ª PARTE DE LA ENTREVISTA

_____________________________________________________________________________________________

Chaboli hablando del disco homenaje a jeros

  _____________________________________________________________________________________________

Chaboli y la Niña Pastori hablando de volver... a la isla de San Fernando (Cádiz)

_____________________________________________________________________________________________


Niña Pastori y su marido Chaboli serán padres por segunda vez

La cantante y su marido, que contrajeron matrimonio en 2002 y son padres de una niña de dos, esperan la llegada de su segundo hijo.

Niña Pastori y su marido Chaboli serán padres por segunda vez
Niña Pastori y Chaboli están esperando su segundo hijo

Niña Pastori y su marido Julio Jiménez Borja están de enhorabuena. La cantante está esperando su segundo hijo, tal y como ella misma ha publicado en Facebook. Nueve años después de su enlace, ambos siguen tan felices como siempre.

"Hola a todos, me hubiese gustado deciros esta noticia en mi próximo concierto pero parece ser que alguien se ha adelantado. El próximo verano si dios quiere, Pastora tendrá un hermano o hermana, aún no lo sabemos porque es demasiado pronto, estamos muy contentos y muy felices y por supuesto, la gira de 'La orilla de mi pelo' si todo sigue como esta ahora continúa... un beso y un abrazo para todos y nos vemos el 19 en Sevilla será un concierto muy especial", anunció.

Niña Pastori y Chaboli son padres de Pastora


Este niño vendrá a colmar de felicidad a la pareja, que ya tiene a Pastora, una preciosa niña de dos años. La artista, que acaba de ganar recientemente un Grammy Latino, actuará en los escenarios hasta la recta final de su embarazo, como ya hizo con el anterior.

Niña Pastori y su marido Chaboli serán padres por segunda vez
Pastora sigue con la gira 'La orilla de mi pelo'

Después de cuatro años de noviazgo, María Rosa García, nombre real de la cantante, contrajo matrimonio con Julio Jiménez Borja, más conocido como Chaboli, hijo del fallecido Jero, del grupo 'Los Chichos' a finales de diciembre de 2002 en la Iglesia Mayor de San Fernando de Cádiz, ciudad natal de la novia.

Enlace http://www.bekia.es/celebrities/noticias/nina-pastori-marido-chaboli-seran-padres-segunda-vez/
_____________________________________________________________________________________________